El valor de Iñaki Urdangarín como seleccionador catarí

•abril 9, 2013 • Dejar un comentario

Iñaki Urdangarín… sí, ese personaje del caso Noós, corrupto, ladrón, mentiroso y muchas otras cosas que no entran al caso para este post (aunque tenía ganas de decir lo que pienso de él :p), va a ser, muy probablemente, el segundo entrenador de la selección de balonmano catarí, como ayudante del exitoso entrenador Valero Rivera.

Es innegable relacionar la propuesta deportiva con la imputación judicial que le pesa. Ahora bien, ¿realmente tiene relación? ¿No podría ser que de verdad Iñaki Urdangarín tuviera las condiciones que un experimentado y laureado entrenador necesitara para su ayudante?
Hagamos un simple análisis cogiendo la plantilla de la última selección española con la que Urdangarín cosechó un gran éxito: Olimipiadas de Sidney 2000, medalla de bronce, y veamos cuál ha sido la experiencia balonmanística (basándome en la información de la wikipedia), tanto como jugador como de entrenador, de sus integrantes, para corroborar lo que se supone que Valero Rivera piensa.

David Barrufet:
Como jugador: se retiró hace sólo 3 años en el 2010. Ya lo intentó en el 2008, pero el entrenador Valero Rivera le pidió que siguiera. Ha estado jugando en el Barça desde 1988 hasta 2010.
Talant Dujshebaev:
Como jugador: retirado en 2007
Como entrenador: desde 2005 entrena al todopoderoso Ciudad Real, actualmente plaza comprada por Atlético de Madrid.
Mateo Garralda:
Como jugador: retirado en 2012
Como entrenador: desde 2012 entrena al equipo Quabit Guadalajara (asobal)
Rafa Guijosa:
Como jugador: retirado en 2002
Como entrenador: de 2003 a 2008 entrenó al Balonmano Alcobendas, parte de ese periodo en asobal
Demetrio Lozano:
Como jugador: sigue en activo jugando en el Balonmano Caja 3 Aragón
Enric Masip:
Como jugador: retirado en 2005. Considerado uno de los mejores jugadores del balonmano español, con 205 partidos con la selección
Jordi Núñez:
Como jugador: retirado en 2006
Iosu Olalla:
Como jugador: retirado en 2004
Juancho Pérez:
Como jugador: hasta el 2009 siguió en la élite del balonmano español. Actualmente en activo en el Escubal Badajoz
Xavier O’Callaghan:
Como jugador: retirado en 2005. Jugó en el Barça desde el 1986
Antonio Ortega:
Como jugador: retirado en 2005, tercer máximo goleador de la liga asobal
Como entrenador: hizo ascender a asobal al Balonmano Antequera en la 2005-2006
Antonio Ugalde:
Como jugador: se retiró en 2011, hace sólo 2 años
Iñaki Urdangarín:
Como jugador: retirado en el 2000. Miembro del COE. Toda su carrera (1986-2000) en el Barça
Alberto Urdiales:
Como jugador: retirado en 2002-03
Como entrenador: entrenó al Teka Cantabria entre 2004-06
Andréi Xepkin:
Como jugador: retirado en 2008
Como entrenador: actualmente entrena las categorías del FCBarcelona de balonmano

En resumidas cuentas, Urdangarín:
– no ha vuelto a tener contacto directo con el balonmano desde su retirada ni como jugador, ni como entrenador (quizá le haya enseñado a lanzar a Juan Valentín, quién sabe), desde hace nada más y nada menos que 13 años.
– es el jugador de aquella condecorada selección que antes se retiró, dos años antes que los siguientes: Guijosa y Urdiales, quienes sí han ejercido como entrenadores posteriormente.
– no tiene ninguna experiencia de formación de jugadores. 6 de los integrantes de esa plantilla han entrenado a equipos de élite.
– jugó 14 años en el Barça, coincidiendo todos ellos con Valero Rivera. Pero no es el único, Barrufet jugó 22 años, coincidiendo 15, y O’Callaghan 19, coincidiendo 17. Extraño que Valero no haya preferido a alguno de estos dos, quienes han estado en activo más recientemente.  Además, suponiendo que coincidieron 17 (Barrufert) y 15 (O’Callaghan) años con el entrenador, tendrían tanta amistad, si no más, que con Urdangarín con quien coincidió 14 años. Más aún cuando el mismísimo Valero le pidió a Barrufet que siguiera jugando del 2008 al 2010.

Vamos, que esta proposición de segundo entrenador es una falacia que esconde lo que todos ya sabemos.

Desdichados (y) campeones

•julio 3, 2012 • Dejar un comentario

La Eurocopa ha tenido este año un atractivo extra: el gran debate que se ha abierto en las redes sociales entre los ciegos por el fútbol, los indignados contra la gente que está ciega por el fútbol, y los que intentaban suavizar los ánimos que, aún habiendo pocos, han aparecido como novedad, casi como obra marketiniana de polacos y ucranianos.

Lo primero que hay que decir es que por muy mal que vaya un país, por muy rastrera que sea su masa política, no hay que dejar de alegrarse por los éxitos, deportivos o no, que consigan sus representantes. De hecho, a mí me ha alegrado que selecciones como la italiana, la portuguesa, la griega o la española, hayan tenido un papel importante y exitoso en el recientemente concluido torneo. Faltaban los irlandeses, pero ellos siempre tendrán el premio a la deportividad, cosa que deberían aprender muchos, viajen o no a los paises organizadores.
Habitantes de países en donde los recortes o la inmoralidad empresarial están a la orden del día necesitaban como el comer (y nunca mejor dicho) una buena alegría conjunta. Refrescar los pensamientos nunca ha sido malo para nadie.

Pero la actitud con la que los españoles siempre afrontan este tipo de eventos deportivos es criticable, cuando no avergonzante. Meterme sobre Rajoy y su presencia en el primer partido el mismo día que España era rescatada sería aburriros, más que otra cosa porque él mismo se dilapidó (aún más). Lo que cuesta entender es cómo 11.000 habitantes de un país con 25% de paro paguen la friolera cifra de 800-1000 euros por un sólo día; cómo es tan difícil reunir a la gente para luchar por sus derechos, sus sueldos, su poder adquisitivo, y con cuatro elementos pegando patadas, millones abarroten las principales ciudades. Eso, eso sí que es lamentable.

Por eso estamos como estamos y se nos ríen como se nos ríen.

Y cuando acaba, por mucho que digan “dejadme disfrutar el momento”, nada cambia. Los que disfrutaban siguen pasando de que llevan 1 año en el paro, y sólo esperan que Iniesta no se lesione. Aaaah… Iniesta, qué majico el chaval, ¿verdad? Pues el “pobrecico” niño, tan salao él, no es capaz de tener un gesto con la población que tan enganchada lo tiene, y aún cuando parecía que lo iba a tener, él lo desmiente y vamos, que deja entrever que no piensa donar el dinero que ha ganado en la Eurocopa (ojalá me equivoque). Mucho se critica a los italianos, pero al menos ellos desde el principio planeaban donar todo lo ganado.

Por cierto, esto de criticar también es muy nuestro (sobre todo muy mío). ¿Quién no ha estado viendo un partido en un bar y cada minuto, aproximadamente, alguien está insultando la nacionalidad de ése, el estereotipo del otro, que si los italianos son esto, los portugueses lo otro, y de los franceses ya ni te cuento?
Pobrecicos los gabachos, si ya son odiados de por sí aquí, una gracieta de un programa de humor abrió esa vena patriótica que sale en España cuando se toca a Casillas y ahora ya, hagan lo que hagan, están condenados. Un ejemplo, en muchos de sus periódicos sus alabanzas y palabras de halagos no cabían en los titulares franceses, pero siempre es mejor quedarnos con una frasecita de un único periódico (gratuito, ejem) para darle a la masa futbopatriótica española lo que quiere: morbo y antigabachismo.

Que sí, que yo también me alegro de que España haya ganado (aunque si hubiera ganado Irlanda…jejeje) y que sí, es cierto que la masa indignada se ha cebado con el fútbol en exceso a través de las redes sociales durante este último mes, ¿pero acaso no es normal que se haga?

La sociedad española tiene mucho que aprender en cuanto a autocrítica.

Cómo hacer creer que lo que haces es lo bueno, haciendo ver que es la ciudadanía la que lo ha elegido

•mayo 11, 2012 • 1 comentario

De entre los escasos conocimientos que aún me quedan de la carrera siempre me quedará aquello de que las encuestas están diseñadas de una forma tal que el resultado final sea el que uno quiere y, en el hipotético caso de que algún resultado no fuera el esperado, bien se encargarían de darle la vuelta maquillando la forma de exponerlo.

¿Por qué os cuento esto? Porque a raíz de una noticia de un periódico me he enterado de que el Hay-untamiento de Zaragoza ha creado una micro-encuesta para que los propios ciudadanos zaragozanos participen y opinen sobre el proyecto que la empresa concesionaria de las obras del tranvía quiere realizar en el entorno de las Murallas Romanas de la ciudad.
Lo he hecho, he votado y opinado y puedo garantizaros que es la encuesta de opinión más adulterada, influyente, e INÚTIL que he hecho en mi vida. Y eso que he hecho muchas.

La encuesta es simple: planteamiento de 3 escenarios y formulación de 1 ó 2 preguntas sobre el mismo después.
¿Qué tiene de bueno? La posibilidad de poder explayarte dando tu opinión.
¿Qué tiene de malo? Todo el resto.

Empecemos:
Los escenarios se formulan negativamente. Se describen 3 características negativas o “problemas actuales” MUY SUBJETIVOS que bien podrían ser catalogados por cualquier otro como positivos o incluso neutros. No ofrecen versiones positivas del escenario que te hacen plantearte: “Si tal como está, es tan malo, ¿para qué diablos lo construyeron así?
Dichos “problemas actuales” son una memez y se contradicen por sí mismos.
Ejemplos:

Falta de visibilidad de la fachada del Mercado Central: muestran una fotografía donde se visualiza claramente la fachada del Mercado Central al completo.

Traslado de la vegetación que oculta el intradós de las Murallas Romanas: la intervención muestra vegetación nula = traslado de la vegetación al contenedor de turno.

Tráfico confuso: Este “problema actual” lo plantean en los tres escenarios. Sinceramente no sé donde está la confusión entre calzada y acera cuando, además, nos encontramos ante una de las aceras más altas que hay en la ciudad. Lo mejor es la intervención que quieren hacer: equiparar en altura calzada con acera y asemejar suelos para que entonces no hubiera confusión… Creo que el idiota que se crea que es más confuso con aceras que nivelando en altura sería eso, un idiota.

Las preguntas realizadas a fin de juzgar lo que ya te están diciendo que es malo tienen respuestas muy obvias. Es decir, si a ti te preguntan: “¿Qué preferirías ser? a) Feliz b) Infeliz“, adivinad cuál iba a ser la respuesta con mayor porcentaje de votos.

Cualquiera puede votar, incluso sin haber puesto un pie nunca en Zaragoza.

 
 
 

Os recomiendo que la hagáis, aunque sólo sea para reiros un rato y ver lo que se va a hacer sí o sí, porque como sabéis, la ciudadanía lo ha querido así…

Inzivivilizado en Twitter

•mayo 7, 2012 • Dejar un comentario

Hace bien poquito me creé, personalmente, mi propia cuenta Twitter, un poco desustanciada hasta la fecha.
Pero vi que Twitter podía ser una herramienta muy útil para inzivilizado, consiguiendo hacer llegar con rapidez aquellas noticias que tanto me gustaría publicar en este blog y que por falta de tiempo, de ganas o de inspiración, no se llegan a publicar.
Así pues, ¡¡¡inzivilizado se twitteriza!!!

@inzivilizado

Espero que os guste, lo compartáis o no pero, sobre todo, que lo sigáis.

Nos vemos en el nido.

@inzivilizado

Perlas y pataletas de la corona

•abril 19, 2012 • Dejar un comentario

Que la monarquía española está últimamente dando más tumbos que un irlandés a última hora en el día de San Patricio, y que el crédito que los Borbones tienen está sufriendo tal desgaste que hasta políticos de primer nivel empiezan a dejar caer la palabra abdicación, es algo que todos sabemos, y de lo que todos estamos hablando.

Juan Carlos y familia debían pensar que aquél buen hacer del monarca el 23 de febrero del 81, parando los pies a Tejero y a todos los golpistas que estaban con él, les iba a otorgar una inmunidad vitalicia en sus cargos. Pero de eso han pasado ya más de 30 años, un tercio de la población ni había nacido por entonces, y la democracia ya no es tan bebé como para no criticar y replantearse la sociedad y la situación en la que se encuentra.
La llegada de Marichalar a la realeza inició la entrada de los chascarrillos sobre la misma, y bajó a la tierra a tan estimados Borbones. Su separación con la infanta dejó ver que era una familia más en la que las cosas turbias también tienen cabida; amén de tan conocida afición que tenía el hombre a sustancias de efectos extraños, afición que le provocó un serio susto mientras hacía ejercicio en el gimnasio. Quizá tal accidente vascular se debiera porque el chico no estaba muy acostumbrado a hacer ejercicio…

Y es que durante el último año los patinazos de muchos de los miembros de los Borbones han sido numerosos, y algunos bastante escandalosos.
El principito, quien ha sabido estar a la sombra de su padre cuyo carisma y carácter bonachón le permiten asegurarse ser recibido con cariño el día que suceda al actual monarca, ya no es tan joven, y ahora le toca hablar, demostrando quién es en realidad, y haciendo bueno el refrán Por la boca muere el pez. Hace casi un año dejó escapar que no tiene tanto talante el chico, respondiendo con arrogancia y prepotencia a preguntas comprometedoras:

Su mujer, esa currante, esa mujer del pueblo, ese personaje que parecía iba a allanar a la familia real, consiguió, en vez de acercar ésta al pueblo, alejarse ella misma, aprovechando su condición para caprichos tontos. Cerrar una calle entera de la capital de España para que ella y unos amigos fueran a un restaurante no ha sido la mejor acción que ha hecho en su vida para ganarse el cielo.

Quizá lo que más daño ha hecho, está haciendo, y con seguridad hará a la imagen del rey y sus secuaces, es la trama de corrupción en la que se encuentra su otro yerno, Urdangarín. El caso está llegando a unos niveles bastante serios que afectan muy mucho a la credibilidad que la sociedad española tiene no sólo sobre la monarquía, sino sobre la clase política y la justicia en España, una credibilidad que le hace falta, ¡y cuánta!, al poder judicial. La gravedad del asunto es tan grande que la mancha no afecta sólo a los que se han ido uniendo a la familia (hasta ahora parecía que eran los de “fuera” los que estaban entorpeciendo el buen hacer real: Marichalar, Letizia y Urdangarín), sino que el nombre de la infanta Cristina y el del mismo monarca aparecen por el sumario, y no en buen lugar al parecer. El mismo rey, en un intento de hacer ver que todo va a ir bien, incluso lanzó una indirecta en el mensaje de Navidad en relación a este caso.

Para que a nadie se nos olvide que a estos hay que empezar a pararle los pies, el hobby (de dudoso gusto) que tienen por las armas les está causando una mala jugada. En un intervalo más corto que una semana, primero el nieto mayor, aquél que, curiosamente, a nadie se le olvida su nombre aún siendo raro de narices, Froilán, se pegó un tiro en el pie. Mucho más no sabremos sobre el caso en cuestión, pero el qué hacía un niño de 13 años con una escopeta cargada y sin el seguro puesto es raro y sospechoso de narices.
Aunque para disparo certero el que acaba de tener Juan Carlos I, a quien no se le ha ocurrido una idea mejor que ir a cazar, nada más y nada menos que ¡¡elefantes!!, y nada más y nada menos que a ¡¡Botswana!! Un capricho muy propio en un contexto en el que el proceso de corrupción en el que está inmerso Urdangarín, en el que las reformas del nuevo gobierno están martilleando a los ciudadanos, y en el que nos encontramos en una situación de crisis económica en la que se debería de ahorrar en todo, no hace otra cosa que tenga que pagar unos intereses muy altos y su crédito real se vea mermado considerablemente. Eso sí, lo mejor de todo han sido sus disculpas, a nadie se le escapa que las palabras “Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir, aparte de sonar a pataleta de niño pequeño, son unas frases más obligadas a decir que sinceras.

Confiemos en que sea cierto que las frases de ese niñito se cumplan y no vuelva a ocurrir más, pero no su falta, sino que vuelva un rey a España.

Un día en la vida del usuario gafe de Bizi Zaragoza

•marzo 29, 2012 • 2 comentarios

Origen: barrio de las Delicias.
Destino: centro de la ciudad.
Tiempo de trayecto aproximado: 20 minutos.
Hora prevista en destino: 9.00 am.

Hora: 8.30 am.
Salgo de casa hacia la estación Bizi ubicada a tan sólo 2 minutos. Los árboles no me dejan ver con claridad el estado de la estación pero creo que alguna Bizi queda. (8.32am) Me equivocaba, la estación Bizi está vacía. Vayamos a la estación siguiente (nuevo tiempo de trayecto: 18min).

Hora: 8.34 am.
Queda una Bizi en la estación, voy a acelerar el ritmo no vaya a ser que alguien la coja antes. Cachis, la Bizi está mal enganchada y la luz en rojo. Continuemos la ruta hacia la siguiente estación (nuevo tiempo de trayecto: 16min).

Hora: 8.40 am.
Uf, menos mal, 5 Bizi, por fin voy a coger una. Mmm… sí que piensa esta estación. Cómo, ¿no me ha dado ninguna? Probemos una segunda vez… ¿tampoco? Venga, va… Ahora sí, a la tercera va la vencida. Puaj, qué pringue, ya me he manchado el pantalón con la grasa del sillín, y aún tengo que pasearme todo el día con estos pantalones, pues si que…

Hora: 8.57am.
Bien bien bien, estación llena. No sé qué hacer, si esperar a ver si alguien se lleva una o ir a la que está aquí al lado a probar suerte. “Hola. . . No, acabo de llegar. . . Nada, 2 minutos esperando. . . Venga, suerte, hasta luego”. Ya llego tarde, creo que voy a hacer como ese otro usuario a probar suerte en la estación siguiente.

Hora: 9.05am.
Ale, Bizi dejada. Pasemos la tarjeta. Perfecto. Hoy sólo llegaré con menos de 10 minutos de retraso

*
*
*
*

Origen: centro de la ciudad.
Destino: barrio de las Delicias.
Tiempo de trayecto aproximado: 22 minutos.
Hora prevista en destino: 14.30 pm.

Hora: 14.00pm.
Bueno, se acabó la jornada. Volvamos a casa. No sé en qué estación probar suerte, pero más vale darme prisa que aquí las Bizi vuelan. Vaya, en esta estación ya han volado (14.05pm). Cachis, en esta estación se han esfumado (14.09pm). Venga, a la tercera estación va la vencida (nuevo tiempo de trayecto aproximado: 18min).

Hora: 14.14pm.
Ostras, pero si hay tantas Bizi ahí. Que suerte. !Qué mala suerte! La estación está inoperativa. Claro, por eso quedan tantas Bizi. Pues como no haya en la siguiente ya casi me da lo mismo ir andando (nuevo tiempo de trayecto aproximado: 15min).

Hora: 14.20pm.
Nada, ni una sóla Bizi. Claro, todos los que no han podido coger en la otra estación han venido a ésta. Ahora ya me daré un paseito.

Hora: 14.32pm.
Mira, qué bien, una Bizi en esta estación. Bueno, aún puedo ahorrarme algún minutillo. Uy, pero qué mal va esta Bizi, si no cambia siquiera. Cogeré otra porque si no iré muy incómodo. Buá, pues esta va mal también, pero sobreviviré (nuevo tiempo de trayecto aproximado: 9min).

Hora: 14.43pm.
Vaya viajecito, parándome dos veces a subir el sillín que se bajaba y manteniendo el cambio preto como si llevara una moto para que no me saltara cada dos por tres. Ahora ya no me voy a la clase en el gym, total me voy a perder casi la mitad. Ale, a casa, a descansar que mañana tocará sufrir más.

Aparcando a los abuelos

•marzo 27, 2012 • Dejar un comentario

Por motivos económicos, sentimentales, culturales, de salud, familiares, o por cualquier otro motivo, muchas veces las personas mayores se tienen que quedar en casa de los hijos, pero estos, en muchos casos, no pueden hacer frente a su cuidado las 24 horas del día, por la razón que sea: trabajo, un simple descanso, etc, etc.
Obviamente, los mayores que son dependientes no pueden quedarse a menudo solos durante un intervalo de tiempo medianamente largo, siendo la solución más común la contratación de algún asistente para que les haga compañía, algo loable y costoso.
Como en cualquier profesión, nos encontramos a trabajadores muy buenos y dedicados a su desempeño y también, por desgracia, a quienes están más preocupados por la hora de salir y cobrar sus euros que al realizar sus tareas, siendo, en profesiones como ésta, algo bastante deleznable por su parte ya que afecta muy mucho a esas personas mayores a las que tiene que acompañar y, en mayor o menor medida, cuidar. Es decir, afecta y perjudica a un ser humano.

Ayer tuve dos visiones (no, no se me apareció nadie, fueron reales) un tanto preocupantes. En ambas el mismo tipo de persona como protagonista: un anciano en silla de ruedas.
La primera fue en un supermercado. Nada más entrar, justo detrás de los detectores, allí se encontraba, cual perro esperando dentro del coche a su dueño que ha aparcado en doble fila mientras hace su compra. Al menos, eso sí, lo dejó apartadico para no molestar a los consumidores que entraran o salieran de la tienda, qué considerado.
La segunda no sé si me ha impactado más por el hecho de que he llegado a vero al conductor del vehículo. Una señora mayor, en silla de ruedas, dejada, y repito, literalmente dejada en medio de la acera entre sol y sombra a la puerta de un locutorio donde la chica, obviamente no de la familia, salía con un paquete de chicles, al parecer recién comprados. Sí, probablemente el tiempo que la mujer estuvo “aparcada” en medio de la acera (pero en medio, en medio) fuera muy corto, pero el gesto es repugnante. Sinceramente, sólo con haber entrado con la señora dentro del locutorio, o simplemente con haberse acercado hasta la misma puerta con ella y pedido el paquete de chicles sin más (el mostrador estaba al ladico de la misma puerta de entrada), esta anécdota tan triste habría pasado desapercibida, ya que no habría habido nada que percibir.

Son dos hechos cuyas consecuencias sean, con casi total seguridad nulas. Los ancianos ni se enterarían de lo que estaba pasando, a la familia (ojo que igual en el primer caso podía ser un familiar, aunque lo dudo mucho) se le aplica el ojos que no ven, corazón que no siente, y los trabajadores/”cuidadores”… bueno, esos siguen cobrando.
Lo triste es que son cosas que pasan todos los días, y no sólo por la calle, sino también en hospitales, residencias, y en cualquier lugar donde una persona con pocos escrúpulos acepte el trabajo de cuidar o hacer compañía a una persona mayor.