Por una vivienda digna

Ayer por la noche estuve viendo un documental en la TVE2 (sí, de vez en cuando hay gente que los ve 😉 ) bastante interesante sobre el problema de la vivienda en España. Aunque se centró bastante en el caso de Madrid, era bastante representativo a nivel nacional.
El programa se basaba en informaciones reales y objetivas, así como trataba casos reales e información proveniente de la Plataforma por una Vivienda Digna.
Hubo bastantes puntos muy interesantes, a la vez que preocupantes, que fueron los que más me sorprendieron (los datos son siempre medias):
– En España se tardaría un total de 15 años en pagar una casa si se destinara el 100% del sueldo. La media en Europa oscila entre los 3 y 4 años.
– El precio de la vivienda ha subido en España más de un 225% en el último decenio, mientras los salarios de los trabajadores apenas han visto un ligero aumento.
– Esto causa que en Europa la media de edad de emancipación sea de 22 años, mientras que en España ha subido ya hasta los 34.
– Después de 10 años de subir el precio continuadamente, la teoría y la lógica indican que los precios tendrían que empezar a bajar, pero las condiciones de las hipotecas y las “ayudas” estatales son contradictorias a tales bajadas de precios.
– Si alguien vende una casa hipotecada, es muy probable que la hipoteca valga más que el propio precio de la vivienda, por lo que no sale a cuenta comprar casas de segunda mano.
– Las constructoras se están encontrando con grandes cantidades de terreno en propiedad todavía sin edificar a los cuales no les están encontrando salida (de esto me alegro).
– Las administraciones públicas son las principales causantes de que no desciendan los precios de las viviendas puesto que gran parte de sus ingresos se realizan a través de urbanismo con la enajenación y venta de suelo.

Todo esto hace inviable a gran cantidad de jóvenes, incluso parejas, el emanciparse, idea que ni siquiera se les pasa por la cabeza. Desde asociaciones como Cáritas se está denunciando que:
– En las grandes ciudades se están sub-sub-subalquilando ya no apartamentos, sino camas, sofás, ¡¡e incluso sillas!!
– Mientras duraba el crecimiento económico (de las empresas inmobiliarias y su mundo relacionado, digo), los bancos, que están obligados por ley a ofrecer hipotecas que, como máximo, cubrieran el 40% de los ingresos de una persona, estaban otorgando hipotecas de hasta el 90% de un sueldo.
– Se estima que, sólo en Madrid, haya más de 120.000 viviendas sin las condiciones mínimas de habitabilidad descritas en la ley de la década de los ’40 (cuando la posguerra), sin ventanas siquiera.
– Existen miles de pisos de apenas 30-40 metros cuadrados donde viven más de 10 personas (pensad en la casa en la que estáis viviendo, pensad que hay tanta gente viviendo allí, y alucinad).

Para terminar, sólo quisiera lanzaros un par de deseos:
a aquellos que todavía no tengan una hipoteca, ¡suerte en el futuro!
a aquellos que ya se han metido en la boca del lobo, os acompaño en el sentimiento.

Anuncios

~ por inzivilizado en enero 21, 2008.

Una respuesta to “Por una vivienda digna”

  1. Siempre queda la opción del alquiler, pero mientras la gente siga comprando casas, el precio se mantendrá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: