Qué bien se cuidan los monjes

Vaya vaya, los monjes tibetanos ya no son lo que eran. Esa imagen de hombres escuálidos, humildes, y comiendo sopas y lechugas, ha pasado a mejor vida.
Supongo que sabréis que las contraportadas del diario El País se caracterizan por ser una entrevista a un personaje, especificando el local donde se hizo así como el precio de las consumiciones. Ahí se deja entrever cuánta humildad tienen los entrevistados, puesto que son ellos los que, por lo general, eligen el local.
Ayer le tocó el turno al monje tibetano Palden Gyatso, y la introducción a la entrevista, cuya frase inicial “En Madrid no es fácil encontrar carne de yak” parecía más simbólica que otra cosa, después de ver las consumiciones que hicieron, no debía ser tan simbólica, sino una búsqueda real.
Aquí os pongo lo que consumieron (se cuenta tanto lo del entrevistado como lo del reportero del diario), y recordando quien es el entrevistado, os dejo que os sorprendáis:

Jamón ibérico: 19,50
Dos paletillas de cordero lechal: 40
– Patatas bravas: 5
– Zumo de naranja: 2,30
– Una cerveza: 2,00
– Un café: 1,50
Total: 70,35 euros

Eso sí, yo soy él, y hubiera repetido.

Anuncios

~ por inzivilizado en mayo 20, 2008.

3 comentarios to “Qué bien se cuidan los monjes”

  1. Todo cambia…, igual es al primera vez que se da un gustazo así 😛

  2. Entonces seguro que repite 😉

  3. Jajaja, cualquier día descubrimos que, en realidad, cuando dicen que se van a meditar es que van a echarse la siesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: