De excursión al tranvía

Para el que todavía no lo sepa, hoy el tranvía se ha puesto en marcha. Sí, ya sé, lleva tiempos en marcha entre pruebas con y sin pasajeros. Hoy ha sido el primer día de su verdadero funcionamiento.
Algo como 28.000 personas serán las que inauguren la primera jornada.
No sé cuántas personas viven en Valdescombrera pero desde luego, si después de las dos semanas gratuitas de funcionamiento, el servicio mantiene tales números, más les vale ya no terminar la primera línea, sino que empiecen a pensar en una red tranviaria que ríase usted de la metropolitana de Madrid.
Me ha contado gente que vive en Valdescombrera y que realmente utilizará el servicio que para la vuelta a su casa los comboys estaban llenos y nadie bajaba, un agobio. El nuevo barrio de Protección Oficial no va a ser tan visitado ni para Pilares.

Actualidad aparte, escribir lo que viene a continuación no me ha gustado, nada. Criticar a la población con un argumento al que yo siempre he intentado defender fuera de esta net significa algo como reconocer que estaba equivocado. Aunque espero, y deseo, que sólo sea por causas puntuales.

Tranvía de Zaragoza

El revuelo que se ha causado por la inauguración de esta más que criticada obra de movilidad urbanística en la capital maña demuestra, a mi parecer, un comportamiento pueblerino. Siento a quien se ofenda.

El tranvía es un medio de transporte que va por railes, un estilo el metro o el cercanías. Casualmente, de éste último tenemos en Zaragoza. Pues bien, para que la gente sepa qué es un tranvía sólo ha faltado que nos enviaran por carta las acepciones que dicha palabra tiene en el diccionario de la RAE.

¿Exagero? Bueno, el hecho de que ya para el año pasado 90 voluntarios fueron explicando lo que viene a ser este medio de transporte urbano, acompañados por los voluntarios que acompañaban a los grupos organizados que han ido cogiendo el tranvía durante las pasadas semanas, más los que estos días están a pie de vagón lo demuestra.
Y no voy a pararme a hablar del mal uso de la palabra voluntario aquí que, como en la Expo, no viene a significar otra cosa que voy a hacer que la gente trabaje gratis para mí y, encima, esté contenta. Así luego va el paro…

He de reconocer que yo mismo me subí al tranvía la semana pasada con un grupo organizado mientras realizaba un taller fotográfico y señores, hubo momentos que pasé incluso vergüenza. Personas mayores disfrazadas de voluntarios explicaban perogrulladas:
– pues la tarjeta la tiene que pasar por el lector de tarjetas cuando suba.
– al bajar, tiene que abrir la puerta.
– aquí dentro y fuera en las marquesinas tienen máquinas para sacar billetes.
– cuidado! Aunque sea un tranvía hay que cruzar en verde

… gracias querido voluntario……
Cuidadín que viene el tranvía
¿así que el tranvía también atropella? gracias por el aviso

Ésa es otra, cuidadín con el tranvía, que al parecer, también te puede atropellar… monas azafatas y miles de carteles te avisan de que el tranvía es algo más grande, más pesado y más fuerte que tú, por lo que el sentido común debería decirte que no pases si viene, salvo que quieras salir bien jodido.
El tranvía, al igual que los buses o los coches, todos te pueden atropellar. Sí, no pongan esa cara de sorpresa, a pesar de que se está haciendo mala fama al tranvía, un bus o un coche también te puede atropellar. La gran diferencia, que si es el tranvía el que atropella tienes el derecho a decir: Ya dije yo que esto iba a pasar.
Yo, como soy más chulo que nadie, me voy a arriesgar, y voy a vaticinar que este año algún bus, y algún coche, también atropellarán a alguien en la ciudad (ojalá me equivoque).

El cercanías, ese pobre abandonado, es tan majo o más como el tranvía, parecida estética, y con estaciones bastante más curiosas que simples marquesinas.
No hubo voluntarios, no hubo panfletos, ni azafatas, ni cartelitos… ah, pero no hubo periodo electoral de subida gratuita.

Señores y señoras ciudadanos todos de Zaragoza, tienen que viajar más, salir más, hay todo un mundo más allá de una ciudad a la que se le cayeron las murallas hace tiempo.
Imagínense qué pensará un ciudadano de la ciudad condal o de la villa capital de España y vean lo que un simple tranvía es capaz de organizar.

Sí, es la novedad, pero un poquito de cordura no vendría de más.

Querido lector, ¿qué esperaba leer? Este blog es de crítica, y hoy se habla del tranvía de Zaragoza

Bajada del tranvía yo, de momento, me bajo de este post

 

PD: las fotos de este post son de mi colección

Anuncios

~ por inzivilizado en abril 4, 2011.

2 comentarios to “De excursión al tranvía”

  1. Jaja, qué bueno ‘Valdescombrera’!!
    Eso, eso, que la gente vaya para Pilares allí, que en Interpeñas estaremos más anchos juas juas juas….
    Totalmente de acuerdo con lo del ‘comportamiento pueblerino’, eso mismo me comentaba ‘nuestra amiga’!
    D …e la boca me has quitado lo de los ‘voluntarios’… Olé!!
    Te estoy agradecida de esa recopilación de explicaciones de los jubiletas (dicho desde el cariño) jiji.

    A esto te añado que una compañera de trabajo mía, residente de Valdescombrera, ayer comentó que un niño se atragantó con un caramelo en el tranvía y que lo tuvieron que parar para que saliera, que fue la ambulancia y todo….

    See you tonight (I think)

  2. Yo creo que la diferencia entre el Cercanias y el Tranvia esta en el modelo de gestión, la primera es de Renfe (que a día de hoy pertenece aún al Ministerio de Fomento) y la segunda la gestionan empresas privadas, mientras el Hay-untamiento pone el nombre y saca el redito electoral de la macro-obra.

    Por lo demás, estoy de acuerdo en muchas de las cosas que dices, quizas se de más importancia a la seguridad a la hora de cruzar por la vía por dos factores: el primero y más importante porque ha sido un argumento repetido hasta la saciedad por los que estabais en contra y otra quizas sea, porque no es lo mismo frenar un coche y/o un bus en la calzada que frenar un tranvia, que lleva otro tipo de controles y de sistemas de gestión centralizados.

    Y se te ha olvidado la gran pega: que se acaba a las 12 de la noche, por lo que el que vive en Valdescombrera y quiere volver más tarde, necesita coche y el que va a ese barrio y quiere volver al resto de la ciudad más tarde, necesita coche también…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: