El ejemplo político para gastarse nuestro dinero: viajar en Primera clase

Salvo los pocos que hayáis estado currando hasta tarde absortos de toda clase de información externa al trabajo, muchos ya os habréis acordado, como un servidor, de las pobres madres de los eurodiputados, y con perdón a las humildes señoras.

Los eurodiputados, esa clase de políticos cuyas funciones todavía nadie comprende demasiado, ese pozo sin fondo de las arcas de la UE (cobran más de 6000 € al mes sin contar los 4000 que tienen para dietas), esos que no se molestan en aprender inglés para que gentilmente y a costa del ciudadano europeo cada día 2000 traductores y 800 intérpretes (salarios entre 4000 y 8000 €/mes cada uno) les faciliten el trabajo, esos que lleganfichanysepiran, esos personajes, hoy han demostrado, de nuevo, cómo aprovechar su situación política y de representación popular para dar ejemplo a las masas en cuanto a actuar a la crisis y ayudar a paliarla.

En su buen afán, en su amor al votante, su empatía al mileurista o, hablando en plata, en su borrachera de poder, los Jaime Mayor Oreja y compañía han votado sin escrúpulo alguno en contra de una de las pocas leyes que harían que el ciudadano creyera ya no en la política, sino en los políticos.
La medida en cuestión: la propuesta de viajar en clase turista para los vuelos de duración inferior a 4 horas.
Una propuesta mínima, rechazada.

Pero, no hay mal que por bien no venga.
La noticia ha corrido por la web a una velocidad increíble y blogs, twitters y redes sociales se han llenado de quejas, críticas y muestras de desprecio a la imagen del eurodiputado y oye, parece ser que, después de todo, la función que cumple, cumplimos, en nuestros humildes blogs, tiene de vez en cuando una repercusión mayor en el poder popular, en la información del día a día.
Dada la repercusión de la noticia, puede que haya una vuelta atrás porque, qué casualidad, algunos políticos que antes querían viajar en primera, resulta que lo que querían era ir en turista pero no han entendido bien la propuesta o han tenido un pequeño despiste. Un pequeño despiste de 600 € trayecto.

De mención son los únicos cuatro españoles que han dicho “yo voy en turista“:
Raúl Romeva (ICV-Verds), Oriol Junqueras (ERC), Ramón Tremosa (CiU) y Rosa Estaràs (PP)

Para todos los demás, mejor me callo.

Anuncios

~ por inzivilizado en abril 7, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: