Velo a la tolerancia

De Sarkozy ya ha cosas que no nos sorprenden. Después de ver cómo se las gasta en la Unión Europea y de acciones políticas para hacer frente a la inmigración como aquella polémica medida de expulsar a los gitanos rumanos, no nos debería extrañar que en Francia, uno de los países occidentales donde la comunidad musulmana y magrebí es en proporción una de las más fuertes, se prohibiera, desde ayer día 11 de abril el uso del burka y el niqab.

No quisiera meterme dentro de la polémica de lo acertado o no de dicha medida, pero sí me gustaría comentar la actitud de la sociedad occidental frente a este tipo de dificultades de integración culturales.

Todo el mundo conoce, a través de la vaga información realística que nos puedan ofrecer los medios de comunicación, cómo se las gastan en los países árabes. Y no es porque sean más fuertes o tengan más coraje individualmente, sino porque son una sociedad unida, con esos ideales que tanto nos chocan, pero unida. Todos reman hacia el mismo lado y su cultura y tradición está arraigada hasta lo más profundo de lo cotidiano.
En cambio, saltemos a nuestra sociedad, una sociedad plural dicen. Una bonita palabra ésa de la pluralidad, a día de hoy, por desgracia, todavía un tanto lejos de la realidad.
Aquí en casa, tenemos grupos en lucha por la tolerancia, a veces un tanto ciegos, pero necesarios sin duda alguna. Estos grupos puede que tengan en parte un efecto contraproducente por algunos matices contradictorios de su ideología. Por una parte luchan por la igualdad de la mujer en el mundo entero (tema en el que creo que aquí, al menos, empezamos a luchar todos hacia la misma dirección), pero por otro lado critican aspectos como la prohibición del uso del burka y del velo femenino, de todos sabidos denigrante para la mujer marcándola con un carácter de dependencia, posesión e inferioridad absoluta.
Otro ejemplo, siempre relacionado con el mismo tema, es la lucha cultural dentro de las diferentes sociedades. El eterno “donde fueres haz lo que vieres” de la discordia no funciona igual según dónde vayas. A nadie le sorprende ver mujeres occidentales usando un velo en países musulmanes puesto que hay que respetar su tradición; ¿a quién no le sorprende ver a mujeres musulmanas utilizando el velo, burka… en países occidentales? No se puede negar que los grupos protolerancia atacan más a los de casa que a los de fuera.

En medio de este contexto tenemos una sociedad islámica que se hace fuerte aprovechando ese complejo de culpabilidad que parece resurgir de entre nosotros, consiguiendo que realmente creamos que lo correcto es que nosotros respetemos su cultura aquí, y nosotros respetemos su cultura allí.

Una polémica difícil de ver desde dos puntos de vista y de hablar con objetividad, y más difícil todavía de tocar sin echar más leña al fuego.
La medida de Sarkozy es, sin duda, polémica, pero no en el sentido de lo mal o lo bien que ha hecho al aprobarla, sino en que en este campo, nunca llueve a gusto de todos.

Todos tienen que saber respetar a todos.

Burka babes
Dibujo cogido del blog “Anything and Nothing“, post “Cartoons: Beautiful Burka Babes”

Anuncios

~ por inzivilizado en abril 12, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: